02 noviembre 2009

Luis Eduardo Alonso




Soplar en el viento





he vuelto a ver un hombre que deseó escribir una melodía que te
volviera completamente loca nena
que soñó un empleo donde tocar la armónica y soplar en el viento,
soplar en el viento
los días de oro, las edades del dulce hartazgo
una foto de Radiolandia con los ojos puestos en un lugar
magnífico
y ese hombre no es Bob Dylan, los Rolling Stones cantando
pasemos la noche juntos
no es el muchacho en moto que ves pasar por esas autopistas
llenas de avisos comerciales
ni ha escrito la melodía perfecta donde por un instante has oído
el paraíso
Ese hombre es Paco que trabaja en una carnicería





Perdón





ahora que estoy dormido y me ha tocado el corazón para saber si aún vivo
te siento como Malena más buena que yo
y repito que cruzar el Riachuelo en bote No fue una hazaña aquella vez
sino un símbolo de amor como tu mano apretándome ahora
como aquellos caballos abrazados que vi cuando partia en busca de oro
para volver pobre como Juan de Garay con estos versos que decían te amé como se aman los caballos
aunque debí escribirlo en otro poema por dar belleza este paisaje que odio
perdón por el mundo
por simular estar dormido para que no quites la mano del corazón.





Luis E. Alonso (Buenos Aires, Argentina, 1952 /2002)
De "Sudestada", Colección Mascaró, 1999

Imagen: foto de Daniel Grad en www.revagliatti.com.ar

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...