19 enero 2010

Gonzalo Rojas

Imagen: abc.es
El helicóptero






Anda ahí de nuevo el helicóptero dándole vueltas y vueltas a la casa,
horas y horas, no para nunca
el asedio, ahí anda
todavía entre las nubes el moscardón con esa orden
de lo alto qira que gira olfateándonos
hasta la muerte.

Lo indaga todo desde arriba, lo escruta todo hasta el polvo con sus antenas
minuciosas, apunta el nombre de cada uno, el instante
que entramos a la habitación, los pasos
en lo más oscuro del pensamiento, tira la red,
la recoge con los pesacdos aleteantes, nos paraliza.

Máquina carnicera cuyos élitros nos persiguen hasta después
que caemos, máquina sucia,
madre de los cuervos delatores, no hay abismo
comparable a esta patria hueca, a este asco
del cielo con cóndor venenoso, a este asco de aire
apestado por el zumbido del miedo, a este asco
de vivir así, en la trampa
de este tableteo de lata, entre lo turbio
del ruido y lo viscoso.





Gonzalo Rojas (Lebu, Chile, 1917)
De: "Oscuro y otros textos", Pehuén Editores, 1999

1 comentario:

  1. Gracias Juan Diego. Cualquier sugerencia será muy bien recibida.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...