19/3/10

María Teresa Andruetto



Los hermanos García /1978-1983



                                                          A Juan, Antonio y Mary



Por la ventana que da a la Escuela Alberdi, veo pasar
hacia la noche de chicas como yo y a los muchachos.
Los escucho reír en la vereda, bajo esta ventana pequeña.
Es noche de sábado y los hermanos cocinan puchero
de falda y de quijada. Sé que otros se han escondido
en El Tigre, en la Patagonia o en Longchamps. Algunos
mandan señas, flores sobre la falda, desde Oslo,
Gotinga o Amsterdam. Yo vivo tras este ojo de buey,
con la quijada contra el marco, mirando a las chicas
y muchachos que cruzan la avenida. Es sábado tambié
en la pieza del hotel, sobre los techos de esta casa
de citas, junto a la comisaría, donde alquilan
los camioneros sus siestas de amor con los colimbas
o las mujeres de la Humberto Primo. Aquí, tras el vidrio
de esta raja de luz, bajo el ala de unos gallegos venidos
de Inriville, espero que pasen los meses o los años.
García quiere decir y Smith el más común de los mortales
se llama Juan. Sube cada mañana la precaria escalera
con su manojo de llaves y comida y como una lonja
de sol me abre paso entre putas, milicos y viajantes.


María Teresa Andruetto (Arroyo Cabral, Córdoba, Argentina, 1954)
De: "Sueño Americano", Caballo Negro Editora, 2009

Imagen:www.imaginaria.com

5 comentarios:

  1. Estupendo, una postal que no exime nada. Me da curiosidad los que se escondieron en el tigre.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. qué bueno, gracias, Pedro. Roxana

    ResponderEliminar
  3. un texto extraordinario, que devela y oculta a partes iguales, que deja volar la imaginación y le presta imágenes inquietantes de puro verdaderas.
    Gracias por comunicar tu blog.
    Haré un link en el mío de poesía, amorimás.

    ResponderEliminar
  4. acabo de encontrar un poco más abajo a Osias Stutman, vecino de Barcelona, amigo.

    ResponderEliminar
  5. excelente
    saludos a todos

    ResponderEliminar