Allen Ginsberg



Un supermercado en California



   Qué pensamientos tengo de vos, Walt Whitman, esta noche, porque caminé por las boca-calles bajo los árboles con un dolor de cabeza conciente de mi mismo mirando la luna llena.

   En mi hambrienta fatiga y para comprar imágenes, entré en el supermercado de frutas artificiales, soñando con tus enumeraciones!

  ¡Qué duraznos y qué penumbras! ¡Familias enteras, de compras a la noche! ¡Pasillos repletos de maridos! ¡Esposas en los ahuacates, bebés en los tomates!
- Y vos, García Lorca, ¿qué hacías entre las sandías?

   Te vi Walt Whitman, sin hijos, solitario y viejo mendigo husmeando la carne, ojeando a los muchachos del almacén.

   Te escuché preguntar a cada uno; ¿Quién mató las chuletas de cerdo? ¿Qué precio las bananas? ¿Sos vos mi Ángel?

   Paseé entre brillantes pilas de latas, siguiéndote, y seguido en mi imaginación por el detective del mercado.

   Recorrimos juntos los abiertos corredores en nuestra fantasía solitaria probando los alcahuciles, poseyendo cada exquisitez congeleada y nunca pasando por el cobrador.

   ¿Adónde vamos, Walt Whitman? Las puertas cierran en una hora, ¿En qué dirección apunta tu barba esta noche?

   (Toco tu libro y sueño con nuestra odisea en el supermercado y me siento absurdo)

   ¿Caminaremos toda la noche por las calles solitarias? Los árboles suman sombra sobre sombra, luces apagadas en las casas, los dos estaremos solos.

   ¿Pasearemos soñando en nuestra perdida América de amor pasando automóviles azules en las entradas, hacia el hogar de nuestra cabaña silenciosa?

   Ah padre querido, barba gris, solitario y viejo maestro de coraje. ¿qué América tuviste cuando Caronte dejó de pulir su ferry y te fuiste al banco de brumas y te paraste mirando al barco desaparecer en las aguas negras del Leteo?





Allen Ginsberg (New Jersey, 1926 / New York 1997, EUA)
De: "Antología", Ediciones del Mediodía, 1969
Traducción: Marcelo Covián


Enlaces a esta entrada:Poetry Foundation; Cyber Humanitatis; Raúl Henao en Festival de poesía de Medellín

Imagen: elrumosdelosbosques.blogspot.com

0 comentarios

NOTAS

// ALICIA SILVA REY: Una presentación solemne / Estábamos, unos 6 años atrás, en la Biblioteca Nacional de Argentina, un poeta notable, un sociólogo refinado y yo, presentando un libro de poemas de grande y querida poeta argentina. Comienza a leer su ponencia el poeta y mi celular, en el silencio de la sala, suena. El poeta hace gesto de repugnancia ante la interrupción inconcebible. Me río, pido "disculpas, disculpas" en tanto manoteo el celular en mi cartera y logro apagarlo. El poeta de marras recomienza su extraordinariamente bien modulada lectura. Yo no advertí la repudiable magnitud de lo "hecho" por mí en el marco de tal presentación. La distracción es mi casa y ahí soy y supervivo. Luego, notabilísimo narrador presente entre el público dictaminó que fue una presentación "solemne". Entonces me lo creí. Hoy, cuando la poeta amiga me llama para decirme que acaba de reencontrar mi lectura de ese libro y que le gusta más que entonces porque "está tan bien escrita", comprendo que la inteligencia sumada a la gracia sí pueden resultar divertidas. Y la distracción, bueno, es la sal de la vida. // VALERIA CERVERO: En septiembre de 2016 salió "Sin órbitas", en la bella edición de El ojo del mármol, y el mes pasado presenté "madrecitas", gracias a la cuidada edición de Barnacle. Podría ser la última tarde aquí o tal vez el tiempo se detenga sin pedir permiso. El cielo es allá afuera, casi árido, y esta casa se esfuerza en su tarea de abrigar, de sostener lo suyo. Las risas de los hijos quiebran el volumen que permite entender las voces; la mirada llega sola a cada personaje y la historia es la misma y otra a la vez. In the mood for love: insiste la palabra a través de la muerte. La música multiplica el instante y casi invita a olvidar cada tono. Pero el secreto es un hoyo pequeño en un muro que brota. (De Sin órbitas)