Zona de la poesía americana

Hoy, 9 de junio de 2012, me entero por intermedio de Fernando Sabido Sánchez en Facebook que falleció en Bruselas Miguel Ángel Páez


La revista Zona fue editada por Edgar Bayley, Miguel Brascó, Ramiro de Casabellas, César Fernández Moreno, Noé Jitrik, Jorge Souza, Francisco Urondo y Alberto Vanasco.
En el Nro.4 de Noviembre 1964 se publicaron unos poemas de Miguel Ángel Páez de quien no encontré datos actuales. ¿Un poeta ocasional?. Reproduzco la presentación de sus poemas en la revista:

"Miguel Ángel Paéz nació el 21 de agosto de 1937, en San Luis. Reside en Bélgica. Integró el grupo El Taller, de la revista Barrilete, en cuyo Informe de la Esperanza dio a conocer los únicos poemas que ha publicado hasta el presente."


Edipo 


Trata de recordarme
cuando las aves del corral se vayan
No me dejes la camisa colgada del espinillo
espera verme levantado
                                    y conduciré
                                                   y educaré
la familia
Déjame el pantalón con sus orines
el remolino en mis cabellos
el pullover de cuello alto
las zapatillas sin cordones
Y llévate esta frazada
la cama y los elementos de cocina:
comeré junto al mar
cultivaré la hierba
dormiré donde descansa mi fatiga
Ya puedes irte
                                no te pido consejos
sino,
que me permitas caminar solo o te mato


Lo pienso serio, serio, serio


Si la mañana viniera a casa
lavaría su cara con herrumbe
para que aquél
me salude con buena nueva
                    Yo no tendría nada que pedirle,
hablaríamos del tren de la jormada anterior
como si en ello hubiera una nostalgia limpia
                                                      que espera
Si la palabra
llega hasta mi casa la lleno de sonrisas
la cambio por un pan
por otra cara triste.
Si mi pequeña humanidad
llegara hasta la puerta, la borraría de un abrazo
hasta quedar sin techo.
                                   Si llega sola,
me encuentra muerto.


0 comentarios

Notas

Los hijos de Bob Dylan, de Gordon McNeer, Valparaíso Ediciones
EASY RIDER


(fragmento)

Nadie sabe quién te hizo la foto
en la Paynes Prairie aquel día.
Podría haber sido Janabanana, Susan o Ron.
Desde este recóndito lugar pareces seguro,
como si tuvieras el control, y algo nostálgico.

La película salió en el 69, junto con todo lo demás.
Por aquel entonces, todos los políticos habían muerto.
JFK, Bobby y Martin ya no estaban,
víctimas los tres de un pistolero solitario.
La ofensiva del Tet seguía con nosotros,
como un mal viaje de ácido.
Nuestro gobierno asesinaba a sus niños: sé el primero
del barrio en tener a tu hijo de vuelta a casa en una caja.

Jime, Janice y Jimi aún estaban vivos.
A John le quedaban once años de vida.
Las palabras de Dylan, ¿qué se siente, ahhh,
qué se siente al estar solo,
sin camino a casa alguno, como un total desconocido,
como una bala perdida?,
prendían nuestros corazones. Estábamos listos
para cualquier cosa, excepto
para lo que nos esperaba.




ALICIA SILVA REY/ Una presentación solemne: Estábamos, unos 6 años atrás, en la Biblioteca Nacional de Argentina, un poeta notable, un sociólogo refinado y yo, presentando un libro de poemas de grande y querida poeta argentina. Comienza a leer su ponencia el poeta y mi celular, en el silencio de la sala, suena. El poeta hace gesto de repugnancia ante la interrupción inconcebible. Me río, pido "disculpas, disculpas" en tanto manoteo el celular en mi cartera y logro apagarlo. El poeta de marras recomienza su extraordinariamente bien modulada lectura. Yo no advertí la repudiable magnitud de lo "hecho" por mí en el marco de tal presentación. La distracción es mi casa y ahí soy y supervivo. Luego, notabilísimo narrador presente entre el público dictaminó que fue una presentación "solemne". Entonces me lo creí. Hoy, cuando la poeta amiga me llama para decirme que acaba de reencontrar mi lectura de ese libro y que le gusta más que entonces porque "está tan bien escrita", comprendo que la inteligencia sumada a la gracia sí pueden resultar divertidas. Y la distracción, bueno, es la sal de la vida.