27 septiembre 2010

Rogelio Ramos Signes


Ramos generales

                          a Maisi Colombo, que entiende estas necesidades



Yo también he soñado con una ferretería en medio del campo.
A lo largo de una ruta donde es verano sólo las víboras se atreven,
he soñado con elementos de labranza,
                     con alambre de púas en rollos homicidas,
                     con bolsas de fertilizantes detrás de la persiana.

En siestas donde el sol decolora las piedras
he imaginado umbríos espacios a resguardo,
mientras alguien pregunta "¿Qué se le ofrece?"
y una mujercita extenuada se esfuerza por no pedir un vaso de agua.

Yo también he fundido mi propio acero
jugando a los naipes hasta el amanecer sobre una cama.
Yo también he dicho "Esto no es vida"
bajo un ventilador que arrojaba aire caliente,
sin saber qué recóndita cosa era la vida.
                        Y he llorado de impotencia.

Yo también hice pactos desfavorables con Dios.
Pensando en esa amplia y fresca ferretería en medio del campo
como un espacio idílico donde el dolor no llega,
hice pactos desfavorables con dios. Y no es capricho.
Es una parcela indefinida del planeta
donde asuetos y feriados nunca obligan a bajar las persianas.
Es una parcela indefinida del agobio
                              haciendo esquina con el sueño del algún antepasado
que nunca conocimos.







Rogelio Ramos Signes (San Juan, Provincia de San Juan, Argentina, 1950. Reside en Tucumán)
De: "La casa de té", Ediciones en Danza, 2009

Imagen: ruedaspretas.blogspot.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...