12 noviembre 2010

Juan Gelman / Alma...cesa ya de jadear.

El jilguerito




El amado a la amada se parece. No da vergüenza ya la muerte, absorto jilguerito atado a su pasión.




Deudas




En el desgarro del espanto perfeccionás tu luz y me recuerdo.




La sed




La encerrada en su sed paga por cada instante de lo que fuera resistir.
Así vendrán tristumbres, la madre general, las deudas del olvido.


El baldío




Animal de baldío, memoria, comés pastos que no crecieron más.




El espejo




Alma que sólo ves un animal herido al fondo del espejo:
cesa ya de jadear.






Juan Gelman (Buenos Aires, Argentina, 1930)
De: "Salarios del impío", Libros de Tierra Firme, 1993

Imagen: corraldelocos.blogspot.com
Enlace: Juan Gelman en El poeta ocasional



3 comentarios:

  1. Que Maestro... siempre una caricia en el alma leerlo...

    ResponderEliminar
  2. Consigue poner en paz mi corazón.
    Me reconcilia con el mundo.

    ResponderEliminar
  3. El espejo ,nos refleja a veces más de lo que quisieramos...la lectura de sus letras estupenda para mi gusto

    Sonia H.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...