06 enero 2011

Alberto Szpunberg




I



Es así, como la lluvia en la tarde,
nunca termino de llegar al fondo de tus ojos.
Demasiado dolor para hablar sueltamente del futuro,
cuando el húmedo brillo de la corteza huele a un bosque
crecido de golpe en el corazón del invierno, esta tarde, esos muertos.

Pero a qué abrazarme sino a ti, contra qué ventana
ver los hilos de la lluvia sino en tus ojos,
desde qué espera, bajo qué silencio.

¿A qué huele la tibieza de tu abrigo de lana
sino a esta lluvia, sino a ti misma,
tejida y desflecándose en el aire de la tarde?

En la hornalla ronronea el agua.
Encendamos un cigarrillo en su fuego y fumemos tranquilos:
existes, vivimos, y creo que te amo.





Alberto Szpunberg (Buenos Aires, Argentina, 1940)
De: "Apuntes (1982-1985)", Ediciones Libros de Tierra Firme, 1987

Enlaces: El poeta ocasional
Imagen: www.pistaurbana.com

3 comentarios:

Sonia Herrera dijo...

Estos versos tienen melancolía que se deja sentir en las palabras ...me gusto muchisimo
gracias por compartirlo

constantino mpolás andreadis dijo...

...ah, alberto, te acordás?...luis luchi, eduardo romano, paco urondo, oliverio girondo, césar fernández moreno...yo fui el muchachito que atrevidamente te señaló...

alba dijo...

GRACIAS ALBERTO FELICITACIONES
SOY POETA Y ME GUSTARÍA CONECTARME CONTIGO
mi mail es alba.estrella@gmail.com

un abrazo alba estrella gutiérrez