Viktor Gómez



1/

me oculto en la rutina sonrío reparto tarjetas hablo con corrección invento
el maniquí
para un traje oscuro y elegante sólo yo oigo en la rotura separarse
el hueso



De “Incompleto” Ed. 4 de agosto, 2010



2/
Todos los niños, alguna vez, y cogidos de la mano,
van a los bosques a quedarse huérfanos.
Djuna Barnes (Trad. Rosa Lentini)


Huérfanos que la zarza retrasa
niños en la perdida tarde sin niños
noticias de otra ciudad escombrada
y de la pérdida
oscilación en lo más alto de los acantilados.

¿Qué he visto que no recuerdo y me hace
huérfano en el daño de estos niños sin mí?



De “Huérfano aún” Ed. Baile del Sol, 2010



3/
Una palabra –ya sabes:
Un cadáver.
Paul Celan



Me devuelven sin vida, maciza e inerte, la palabra casa. Sin el muro del norte ni medio pórtico y volado casi entero el techo. Delante de la ruina me dejan, qué más amé: mi casa natal. Ya no me iré. Día por día, cantando a veces, otras absorto en la reconstrucción, silencioso y preciso, ganaré para su mejoría un metro por otro, una ventana, las cornisas y hasta una escalerita al desván. La casa del mundo es un tiempo laborioso bajo la insistencia del lenguaje. Por ello éstos párpados se abren a la penumbra y bajo las estrellas persiguen un sueño de piedra y madera. Apertura a la lentitud y al descaro. Cara a cara con la tozudez del desastre. Lo trenza la música del bosque y la piedra labrada. Porvenir y memoria, vamos alzando en la casa resarcida por lo inacabado.


−¿sabías que una trepadora
me viste de resurrección el
abierto espacio de un claro,
en la espesura del hayedo,
en ese medio febrero sin luz?−



De “Detrás de la casa en ruinas” Ed. Amargord, 2010


Viktor Gómez (Madrid, 1967, España)

Imagen: viktorgomez.blogspot.com












3 comentarios