Alan Dugan


Sobre la plomería después de un ataque aéreo





Las casas dejan caer los ladrillos
tras la nube de polvo del bombardeo,
que se transforman en escombros rojizos, ágiles,
mientras los árboles de las cañerías
se levantan más de cuatro pisos encima del aire
cargado de frutos de porcelana:
lavamanos, bañeras, tazones de inodoro.

Oh que nuestra cultura hidráulica se levante
de la pila de basura de tubos de plomo, renovada
y surja como un géiser
cuando pase la tormenta de fuego,
que regrese a las alcantarillas,
así todos los amantes subterráneos
podrán juntar sus aguas con las aguas de la vida
y la desnuda de la bañera del cuarto piso,
aunque muerta deseable; los cueros al aire,
se convierta en la deidad de los manantiales urbanos.





Alan Dugan (1923 / 2003, Nueva York, Estados Unidos de Norteamérica)
De: "Poems Seven". New and Complete Poetry. Seven Stories Press, Nueva York, 2002
Traducción: Armando Ibarra Racines en Clave Revista de poesía y cultura.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...