Julio César Aguilar, inéditos

Palabra ¿de honor?



I

Como un diestro cazador, persíguela
alcánzala
y tírale de frente

hasta que con su sangre
preñe
la blancura del papel.


II

Por los baldíos de un verso
prosigue la lengua
su terco andar
de forastero

mientras
el libro que crece
se construye: se va levantando: se erige

desde la soledad y el sosiego.



III

Cultivad las palabras
y vedlas florecer, deshojarse

para nuevamente florecer
en la desértica página.


IV

Hoja
tras hoja
y sobre el invisible
            a    i    r    e
quieren cantar
                        pero canturrean.

Unos coros
            de libélulas ebrias nada son
si no esperan si no reciben si no alcanzan
si no se agencian
            la admonición
                        y el consentimiento
del papagayo retórico de su misma lengua.


V

sí o no: cuestión de ser

desde su sustancia se extreman
huidizas
            en su densidad, en sí mismas se ahondan
(se fugan) desaparecen
letras letales malnacidas para tanta muerte

sueltan las íes su punto
                        justo al un ojo vislumbrarlas
no y sí la redonda estela de la o vuela en el aire
vocales inmersas
            en aconsonantados mares de humo de sal de soles

sobre el páramo
                        petrificado de la hoja
silenciarlas ya (asunto de no ser sí y sí)
            y así se queden

brizna de nada en la niebla suspendida


Julio César Aguilar (1972, Ciudad Guzmán, Jalisco, México)


Imagen: literatura.inba.gob.mx

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...