Juan Luis Hernández Milián




De sobremesa



Mira al arroz
cómo quiere otra vez ser en la espiga,
al ave pasmada por la muerte en vuelo;
mira cómo
el último estertor de la lechuga
cuaja en el rocío,
la hermosura del pez pidiendo salvación…


Ten misericordia de ellos.


No siempre el amor
entra, precisamente hoy, por la cocina.



Noche blanca




Cuando
parpadea la luz
y noviembre
teje entre nosotros
otra noche,
como si fuera una de las noches
al San Petersburgo del siglo diecinueve,
me embarga
el mismo sobrecogimiento
de cuando vi aquellos funerales
a las puertas de una iglesia
cercana a la casa de Tolstói.

Por la nitidez de ese recuerdo
no pasa,
como por ti,
el tiempo.



Juan Luis Hernández (1938, La Matanza, Cuba)
De: www.postaldecuba.com


Imagen: Postal de Cuba

3 comentarios:

  1. Muy impactante, casi descarnado o pelado... y cómo conmueve.

    ResponderEliminar
  2. Estos poemas son maravillosos. Lo exultante es que se llega al cofre del tesoro sin pistas prefijadas, al azar

    ResponderEliminar
  3. O casi al azar. El navegador o rastreador de buenos poemas a veces llega a la meta.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...