13/7/11

Osvaldo Picardo


Las ciudades son absurdas





hasta que alcanzan
la playa del hábito y del amor.
Imponen un tiempo
y una mirada
que no eran tuyas.
He leído que algo parecido
sucede con unos peces
de las profundidades:
Se hunden en la noche del agua
sintiendo la cercanía
de la hembra desconocida.
Y bajo sixtinas de coral
encuentran y descubren
el corazón del instinto.
Basta eso para aplastarse
contra la piel de una vecina
y así, desaparecer día tras día,
hasta que, en la unidad deforme,
pierden los propios ojos
y hasta el primitivo cerebro.
El amor que miente su razón
con tanta entrega, nos abandona
a una práctica insípida:
saludarnos diariamente,
hablar de las mismas cosas
y aplastarnos …



Osvaldo Picardo (1955, Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires, Argentina)
De: plaquette "Mar del Plata", 2005


Imagen: silvialousteau.blogspot

2 comentarios:

  1. no sé por qué motivo, lo perdí en el camino.
    hay más?

    ResponderEliminar
  2. Justamente, en el último número de "Diario de Poesía", aparecen unos poemas de Osvaldo Picardo sobre un tema interesante , al menos para mí: cómo traducir el espacio exterior en palabras ya que mis referentes son habitualmente, los puntos de vista.
    Más poemas de OP aquí: http://www.poeticas.com.ar/Directorio/Poetas_miembros/Osvaldo_Picardo.html
    Saludos

    ResponderEliminar