Poetas chinos / pero la blanca luna me ilumina


Li Po




El santuario de la cumbre




La cumbre, el monasterio.
Ya es noche. Alzo la mano
y toco a las estrellas.
Hablo en voz baja: temo
que se despierte el cielo.




Despedida en una taberna de Jinling




Las flores de los sauces
se mecen con la brisa
e inundan la taberna de fragancia.
Mis jóvenes amigos de Jinling
vienen a despedirme.
Una hermosa doncella nos escancia el licor.
Entre "adiós" y " adiós",
apuramos una copa tras otra.
Preguntad. ¡ oh amigos ! al gran río que corre hacia el este:
¿qué acabará primero, su curso o mi añoranza?








Suan Tsong






Se tallan en madera
los rostros viejos de la marionetas.
Se manejan con hilos.
Con su arrugada piel y sus cabellos
blancos,
asemejan a verdaderos ancianos.
Mas, acabada la comedia,
se derrumban inmóviles
Igual que las marionetas, los humanos
pasan, como en un sueño, por la vida.








Wang Wei






Sentado solo, entre los bambués,
toco el laúd, y silbo, silbo, silbo.
Nadie me oye en el inmenso bosque,
pero la blanca luna me ilumina.






Tu Fu




Ya tres noches seguidas he soñado contigo.
Estabas a mi puerta,
pasándote la mano por el blanco cabello,
como si una gran pena te acibarase el alma...
Al cabo de diez mil, cien mil otoños,
no tendrás otro premio que el inútil
de la inmortalidad.




Textos seleccionados del blog Las voces del silencio, www.http://elizabeth-lasvocesdelsilencio.blogspot.com
Enlaces: Poesía china


Imagen: casaasia.es

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...