30 octubre 2011

Miguel Huezo Mixco




El árbol de Haroldo


                                                     A la memoria de Haroldo Conti



Al principio
fue igual que el árbol de Haroldo:
sentir que un surco se abre paso por dentro
la mitad del cuerpo,
nido a la noble sensación de estar
sobre el camino
en forma de cosquilleo, de inquietud.
por esto me decidí a escribir
un poema del camino
y a pesar de mis fracasos
hice una o dos canciones
adelgazadas y sucias por el uso.
Las saqué en limpio sobre una gran mesa de pino
y con ellas he conseguido acompañarme
bajo los estruendos de la lluvia
y la pólvora.
Han dejado su rastro
en este libro de caminos.





Viajero





Dije a toda voz el nombre de la amada
y el océano replicó
pero era eco quien así me angañaba
Abismo de polvo y moho
Página 303 de la enciclopedia ilustrada
Grité otra vez
y el viento enredó la melena de los bosques submarinos
y aspiré el aire el hollín y el oro blanco
lanzándome al trueno
como un pez volador
pero no había nada
mi amada
Ni sus pezones de niña
ni el deshabitado hijo
sólo mi nave de plata
sus anclas de piedra





Miguel Huezo Mixco (1954, San Salvador, El Salvador)
De. www.artepoetica.net

Imagen: arquitrave.com
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Miguelhuezomixco.jpg



No hay comentarios.:

Publicar un comentario