16 enero 2012

Horacio


Carminum I, 11 («Carpe diem»)



No pretendas saber, pues no está permitido,
el fin que a mí y a ti, Leucónoe,
nos tienen asignados los dioses,
ni consultes los números Babilónicos.
Mejor será aceptar lo que venga,
ya sean muchos los inviernos que Júpiter
te conceda, o sea éste el último,
el que ahora hace que el mar Tirreno
rompa contra los opuestos cantiles.
No seas loca, filtra tus vinos
y adapta al breve espacio de tu vida
una esperanza larga.
Mientras hablamos, huye el tiempo envidioso.
Vive el día de hoy. Captúralo.
No fíes del incierto mañana.

Horacio (Quintus Horatius Flaccus, 65 a.c, Venosa / 8 a.c., Roma) 
De: ddooss.org

Imagen: fcom.us.es

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...