09 febrero 2012

Blaise Cendrars




Prosa del Transiberiano y de la pequeña Jeanne de Francia





En aquel tiempo yo estaba en plena adolescencia
Tenía dieciséis años y había olvidado mi infancia
Me encontraba a 16.000 leguas de donde nací
Estaba en Moscú, en la ciudad de los mil tres campanarios y de las siete  
/estaciones
Y no tenía bastante con siete estaciones y mil tres campanarios
Porque mi adolescencia en aquella época era tan alocada y ardiente
Que mi corazón unas veces ardía como el templo de Éfeso y otras
/como la Plaza Roja de Moscú
Cuando el sol se oculta.
Y mis ojos alumbraban viejos caminos.
Y yo era entonces tan mal poeta
Que no sabía llegar hasta el final de las cosas.














Continúa 



Enlaces: http://desibilabis.blogspot.com.ar/2008/02/la-exhuberancia-de-la-palabra.html

Imagen: www.salon-litteraire.com


1 comentario: