20 marzo 2012

Umberto Saba



Fedra





Sopla un cierzo homicida. Mañana
caerá la nieve y blanqueará las sendas
amigas que subían a tu casa,
en la colina, lejana. Entre los verdes
pinos el valle inmenso repite
en hojas incontables el color
que te gustaba siempre en tus cabellos.
                                                              Fedra
eras; y eres.
                    Más preciosa ahora
que se enciende en la estufa el primer fuego
en raras casas; la estación es un poco
nuestra, nuestro el paisaje; el pensamiento
irradia una última verdad; se hace la ilusión
de que lo peor –quizás- ha pasado.


Traducción de Abraham Gragera




Tarde de febrero





Asoma la luna.
En la avenida aún es de
día, una tarde que rápida cae.
Indiferente la juventud se entrecruza,
dispersa hacia pobres designios.
Y es el pensamiento de la muerte
el que, al cabo, ayuda a vivir.


Traducción de José Fernández Castillo




Umberto Saba (Umberto Poli 1883, Tieste / 1957, Gorizia, Italia) 
Imagen: wikipedia.org

3 comentarios:

  1. Me gustó Umberto, gracias por acercarlo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Como seguíamos diciendo... ¡qué extraño corte de versos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...