Natalia Carbajosa, poemas inéditos



Excursión

         


Trece, quince años a lo sumo.
Paisajes de agua al otro
lado
de la ventanilla,
fugacidad de acuarela
quedando atrás.          
             Y desde el fondo
del autobús una guitarra
unas voces
fue en ese cine, ¿te acuerdas?
una melodía aquí y allá tarareada
recordando
que acaso otra vida
de tono indeleble
existía
allí                      
        lejos
de nuestros tímidos sueños
James Dean tiraba piedras
enseñando
a esa edad
en que todo era aún
fulgor remoto   entonces
te besé
el árbol apenas avistado
la felicidad sólo un instante
conocida date prisa el dolor
irremediable que ya son
en cadencia ya por siempre nuestra
acunado           ya por siempre
amada             
de la pérdida    ya son
las cuatro y diez.

 

…?  


                        A Pepita Molina




Y en las fotos antiguas
(aves inesperadas que un fotógrafo
cazaba
en los cuerpos de paseo de domingo,
entrelazar de talles, mariposas amigas,
muchachos de un solo traje, el mono de trabajo
reo por un día de algún travesaño),
a pesar de la tisis y la mala dentadura,
a pesar de las serpientes al acecho
frágil
de la vida,
revolotea el secreto
(en los húmedos ojos, comisuras,
en los senos suaves y la brillantina, el almidón
paloma ya o repentina brisa),
el secreto, digo,
fuera hoy de todo alcance
(golondrina esquiva y escindida)
de la felicidad.
  
Acaso porque era pobre, incierta, escasa.
No entraba en los planes de
nadie, era cola fugaz
atravesando el magnesio de un domingo
en sepia, murciélago último,
nada.
                Y lo era todo.






Natalia Carbajosa (1971, Puerto de Santa María, Cádiz, España)
De: "La vida extraña" (inédito)

Imagen: .laopiniondezamora.es







No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...