Virago Diop



Díptico





El sol colgado de un hilo
en el fondo de la calabaza
teñida de índigo,
hace hervir la olla del día.
Asustada por la proximidad
de las Hijas del Fuego
la sombra se esconde
al pie de las estacas.
La sabana es clara y cruda,
todo es terso, formas y colores.
Pero en los silencios angustiosos
hechos rumores,
de ruidos ínfimos,
ni sordos ni agudos,
surge un misterio denso,
un misterio sordo y sin contornos
que nos rodea y nos asusta.
El taparrabo oscuro
claveteado con clavos de fuego
tendido sobre la tierra
cubre el lecho de la noche.
El perro aúlla, el caballo relincha,
el hombre se echa en el fondo de su choza.
La sabana es sombría,
todo es negro, formas y colores.
Pero en los silencios angustiosos
hechos rumores
los senderos intrincados del misterio
se aclaran lentamente
para los que se fueron
y para los que han vuelto.





Virago Diop (ó Birago: 1906, Ouacam / 1989, Dakar, Senegal)
De: http://www.laurenmendinueta.com/voces-de-africa-virago-diop/#more-55

Imagen: ekarriak.armiarma


2 comentarios:

  1. La poesía africana siempre nos aporta algo esencial de lo que, cada día, parecemos alejarnos.

    Siempre es un placer pasar por aquí.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Leonardo. Tu blog es muy interesante.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...