Sam Hamill




Primera nevada






Los momentos que nos compartieron
fueron aquellos que nos separaron,
y ya no están aquí;

nunca más los profundos prados
recordarán nuestros nombres
escritos en la lluvia.

Lo que ha quedado sin terminar
así ha de quedar,
el blanco silencio

desciende ahora a través de los prados
donde las vainas oscuras de los frutos
se abren inútilmente.





Enlaces: Sam Hamill
De: La rosa y el cordero

Imagen: writerswriter.co.za

No hay comentarios.:

Publicar un comentario