25/6/13

Adnan Al-Sayegh





El canto de Uruk





No somos más que las piedras de los molinos.
Dad la vuelta a nuestra tierra, piedra por piedra.
Encontraréis nuestra sangre llenándola.
¡Ay! De una nación que no vive sin guerra.
Colgué el abrigo de mi vida
Y fui a la guerra encogido como un huérfano sobre una camella,
¡Ah! ¡Qué será de una patria carcomida su espalda por las termitas!
Una patria hecha de pieles desgarradas y pegadas una encima de otra
para resonar los tambores en la plaza de la guerra.

Y a Dios escribo diez cartas de papel de lágrimas
las envío por correo certificado,
pero él no contesta a su siervo.
¡Oh, Dios! Pues, ¿a quién enviamos los dolores que sufrimos?
Y te fuiste solo a tu exilio
cantando, frustrado al viento como una extraña flauta.
Adiós patria mía a la que no veré.





Adnan Al-Sayegh (1955, Bufa, Irak)

Enlaces:

Imagen: www.alnaked.aliraqui.net



1 comentario:

  1. Se habilitaron nuevamente los comentarios en Google en lugar de Google +

    ResponderEliminar