Andrea López Kosak

Fuente: Facebook



















Las raíces flotan
apretadas
adentro del jarrón de vidrio

¿qué jarrón?

se retuercen poseídas por el mismo
diablo: ¿lo ves?
ahí arriba

una reacción
provocada por la dosis que previene del contagio

flotan adentro apretadas por el mismo jarrón las raíces

.................

mentira, todas nos ahogamos en una copita y cada invierno
volvemos a generar
expectativas falsas

¿eso?

no, ahí no, más arriba

nos previene pero al final de la alucinación que provoca

..................

me toca a mí
meter la mano
sacar del fondo
una planta que desaconsejan
para interior

...................

un diablo pero no el mismo
que me poseyó había advertido sobre los efectos
del anticuerpo, las raíces que flotan

...................

¿qué jarrón?
lo transparente detrás de lo cual se advierte un interior retorcido

...................

se abren los malvones
rojos
al día
y a la noche todavía perfuman los narcisos

eso
no lo había advertido nadie





/





Pero es así de grave, un niño solo en el recreo. Sueña con saltar.
El arco de fútbol cae sobre él a la altura de la garganta.
Pasan la noticia en la televisión.
El mundo es un lugar muy peligroso. Nos concentramos en contra.
De lo seco.
De lo austero, de lo pobre.
La maleza del monte es descubierta, en la hoja del machete, reflejada.
Soy la protagonista. Estoy a favor. Lucho.
En lo denso. En lo oscuro. Montan el sueño y su desenlace fatal.
Y en la carretera interceptan un camión de ganado. La gente tironea, descuartiza. El
taxista lo recuerda bien.
El hambre, me dice.

Hay que ser salvaje como una flor amarilla.


Andrea López Kosak (1976, Bahía Blanca, Buenos Aires, Argentina
De: "Le dan hueso", Cinargo Ediciones, 2012)



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...