21 septiembre 2013

Gabriel Gómez Saavedra

Fuente:haciablog-zaratustra.blogspost.com

Ruta 38





Todavía tengo este dolor desorientado
y la boca seca…
Estoy recién salido
de una ascensión algodonada,
del paisaje donde el blanco lo pisa todo
y uno no termina
de ser engullido.
Ahora me aquieto en esta síntesis
diagramándose de voces superpuestas
y de pasos que gotean con el suero,
cayéndome ajenos
por la baja guardia de la yacencia.

Hay un pedazo de conciencia que se me debe
atrasado entre el caucho frenado,
los metales retorcidos del auto
y los de la rastra cañera;
como si a la luz del oxígeno
temporalmente la enterrara
un golpe de ceniza.

Supongo que es domingo.

Los azulejos
de la sala del hospital
se cuadriculan con las filas
de las hormigas del hielo.
El alto yeso del techo,
el ácido olor de las esterilizaciones
y el cavernoso hueco
del que abandonó la cama de al lado
se intercalan
perteneciéndome.

Sí, debe ser domingo,
la descuidada lluvia
afuera
va como afirmándolo.





Gabriel Gómez Saavedra (1980, Concepción, Tucumán, Argentina)

Fuente: Grupo de poetas independientes Suma

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...