27 noviembre 2013

Eduardo Mileo

Caída de un bretel a mediodía
       
                                                                           A Gabriela Franco


Amanece bajo un cielo de sombra.
Los pájaros saludan a la luz.
En los ojos inquietos
las nubes pasan
como carrozas de agua.


Tras la ventana duermen
ignorantes del día.
Amparados
en la horqueta del abrazo.


Cae su bretel
como la noche.
Su hombro de luna
embriagado de azul.


Pero, ¿cómo?
Si es mediodía y suspiran
sus párpados de humo.


Con los ojos cerrados
busca la puerta.
Hay una leve
imitación del aliento.


Ningún detalle más,
nada que pedir:
que llovizne sobre el vidrio,
que el agua cante
su tango ciego.




Eduardo Mileo (1953, Buenos Aires, Argentina)

Fuente: www.bloglaprida.blogspot.com
Imagen: www.edicionesendanza.com.ar


1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...