07 mayo 2014

Esteban Peicovich

Al pavo real





Tonto de aldea, volado palabrista
íntimo inválido esquimal
concertista de silbos.

He aquí destinos que hoy recomienda
el buen sentido.
También tuareg, paria en Bombay
hombre-que-saca-fuego-por-la-boca
lector de aguas Paraná arriba
Paraná abajo.

La poesía es la misma.

La antesala de Pero Grullo.

Los rayos que le dibujamos al sol.
La palabra buendía, mi amor cuando
me ama.
Y yo cuando soy otro.

Y en el banquete
la manzana en la boca del cerdo.

La pasión es la misma.

Celebrar el diccionario inacabado:
yeti, cinabrio, ruiseñor, pálpito, furia,
y abracadabra y alhucema
y etcétera: el nombre anónimo de Dios.

La instrucción es la misma.

Evitar la incertidumbre de los pájaros
muertos.
No dejarse amaestrar por el hombre
del faro.
Eludir el mercado central de la ciudad.
Huir de la vecindad de la cebra.
No mejorar la especie.
Conmover a la lluvia.
Seducir a la oca.
Desfogarse.
Volar.




Esteban Peicovich (1930, Zárate, Provincia de Buenos Aires, Argentina)

Fuente: Facebook de Carlos J Aldazábal
Imagen: www.perfil.com

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...