Milo de Angelis




A veces, al regresar, encuentra la ira de los muertos,
el desconcierto pálido de las calles que una vez 
fueron nuestras y les dimos las gracias, fueron escalofrío
nocturno y un vestido levemente acariciado en el balcón: susurran
que solo uno fue el instante, solo uno fue el beso, el nombre
del palpitar del corazón, solo uno, susurran
el antiguo estribillo: "no regreses, no, no regreses
a los lugares que te han visto feliz."





Más poemas de Milo de Angelis en No-retornable aquí
Sobre Milo de Angelis en El trabajo de las horas


Imagen: www.poetryfoundation.org




Ma a volte, tornando, s'incontra l'ira dei morti / il pallido sconcerto delle strade che una volta / furono nostre e ringraziate, furono brivido notturno / e veste sfiorata nel balcone: bisbigliano / che solo uno fu l'istante, solo uno fu il bacio, il nome / dei batticuore, solo uno, bisbigliano / l'antico stornello: "non tornare, oh, non tornare / nei luoghi che tu hanno visto felice." 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...