03 octubre 2014

Juan Manuel Inchauspe



Época





Un prolongado ulular me despertó durante la noche.
Tuve una visión fugaz de luces rojas y amarillas, intermitentes.
Con los ojos recién abiertos en la oscuridad
escuché el sonido giratorio por las calles desiertas.
Instintivamente estiré mi mano por entre las varillas
y palpé el cuerpo de mi pequeño hijo:
suave, cálido,
pacificado como un animalito.

Él no sabe nada de estas cosas.
No sabe nada del sueño cortado
en la fría madrugada.
Ni tiene nunca tampoco por qué saber
cómo brotan del sueño estas visiones;
cómo giran, intermitentes, en la memoria,
y flotan con sus ojos de vidrio alrededor del corazón.





Fuente: Facebook de Clara Muschietti





Trabajo nocturno





Temprano

esta mañana
encontré en el patio de casa
el cuerpo de una enorme rata
inmóvil.
Moscas de alas tornasoladas
zumbaban alrededor del cadáver
y se apretaban en los orificios de unas heridas
que habían sido sin duda mortales.
Con bastante asco
la alcé con la pala y la enterré
en un rincón alejado
del jardín.

Al volverme

desde el matorral de hortensias florecidas
emergió mi gata dócil
desperezándose.
Su brillante pelaje estaba todavía
erizado por la electricidad de la noche.
Me miró
y después comenzó a seguirme
maullando suavemente
pidiéndome —como todas las mañanas-
su tazón de leche fresca
y pura.





Fuente: Trabajo nocturno -Poemas completos- Juan Manuel Inchauspe, ediciones UNL, Buenos Aires, Argentina. Sep 2010) en www.pedroarturoestradaz.blogspot.com






Juan M. Inchauspe (1940 / 1991, Ciudad de Santa Fe, Provincia de Santa Fe, Argentina)
Enlaces:Hablar de PoesíaUDEA

Imagen: www.elortiba.org






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...