31 mayo 2015

Los poetas y el trabajo: Stephanie Lenox

mayo 31, 2015



Aceptar este trabajo y a la mierda el poema





Pronto los niños vendrán a casa habiendo aprendido
nuevas obscenidades arrojándoselas el uno al otro
a través de un cul-de-sac, que significa «callejón sin salida,
fondo de la bolsa que es tu cuerpo».
División y subdivisión, cada fin de semana
hay una nueva valla tallada en madera en bruto
que atrae a más avispones, demasiados tubos de viento
a merced del clima. Tu hijo tiene un rompecabezas
en un marco con una pieza perdida
que ubica a diestro y siniestro
tratando de completarlo. Tu perro carece de control
y te saluda tan ferozmente que temes
que un día se acalore y te muerda la cara.
¿Pensaste qué otra forma de vida era posible?
Siéntate, tienes espaguetis de nuevo, y sí,
debes terminarlos. Hay días en que eres el mejor humano
humanamente posible. Y luego están todos los demás.
Si fracasas dirás que es una oportunidad,
en tu próxima entrevista. Como la ventana abierta por la que voló el pájaro
fue una oportunidad para el perezoso gato doméstico.
Quieres gritar, ¡Por tu culpa estoy arruinado!
No has dormido bien esta última década.
En la oficina, hay un pastel que dice Adiós.
Está adornado con rosas glaseadas
y sería una pena no compartirlo.
Un compañero de trabajo, confiesa: Sólo la primera y la última
semana te tienen en cuenta.
Ellos, la dirección, te entregan una notificación
y una pluma grabada, sonriendo.
Estás más cerca de la última semana de tu vida
que de la primera, así que vociferar desnudo en una habitación atestada
ahora sería poco apropiado.
Tu jefe te lo dijo una vez: ¿Tú no piensas nunca?
Y tú pensaste, tendré mi venganza,
no como los otros. Me jubilaré
no sabré más de estos hijas e hijos
de puta. No tiene sentido explicar
a un escarabajo lo que significa ser tú,
para obtener tu puesto, para sentir la electricidad
que asoma en las articulaciones cada vez que te levantas de la cama.
El sol se pone y todo el mundo se encamina a
salas de estar independientes para ver diferentes espectáculos.
Con semejantes luces intermitentes, podrías pensar
que tenemos algo en común. Oh, pero disimulamos.
El jefe es el mismo en todas partes y para todos,
un gilipollas con traje negro, sosteniendo un pastel flameado,
acercándose cada vez más, y más allá de eso, la puerta.





Versión: Carlos Acosta
  
Fuente: https://carlosalcorta.wordpress.com/2015/04/24/stephanie-lenox-aceptar-este-trabajo-y-a-la-mierda-el-poema/
Imagen: www.fertilessource.com

24 mayo 2015

Enrique Solinas traduce a Jane Kenyon

mayo 24, 2015










Notes from the Other Side





I divested myself of despair
and fear when I came here.
Now there is no more catching
one's own eye in the mirror,
there are no bad books, no plastic,
no insurance premiums, and of course
no illness. Contrition
does not exist, nor gnashing
of teeth. No one howls as the first
clod of earth hits the casket.
The poor we no longer have with us.
Our calm hearts strike only the hour,
and God, as promised, proves
to be mercy clothed in light.






Jane Kenyon nació el 23 de mayo de 1947, en Ann Arbor, Michigan, y creció en el Medio Oeste. Obtuvo una licenciatura de la Universidad de Michigan en 1970 y una maestría en 1972. Ese mismo año, se casó con el poeta Kenyon Donald Hall, a quien había conocido mientras estudiaba en la Universidad de Michigan. Con él se trasladó a Águila Pond Farm en Nueva Hampshire. Durante su vida Jane Kenyon publicó cuatro libros de poesía, Constance (1993), Let evening come (1990), The boat of quiet hours (1986), From room to room (1978) y un libro de la traducción, Twenty poems of Anna Ajmátova (1985). En diciembre de 1993 ella y Donald Hall obtuvieron el premio Emmy documental Bill Moyers, "A life togheters." En 1995 Kenyon fue nombrada poeta laureada de New Hampshire; murió más tarde ese año, el 22 de abril, por leucemia. 


De otra manera, Jane Kenyon por Max Vergara Poeti


La obra de Kenyon se levanta sobre su profunda religiosidad individual. Su poesía gira cuando, en un momento de su vida, se da cuenta de su hambre espiritual y su eterna unión con Dios, con el Cosmos. La belleza física de los alrededores de la granja, el Mt. Kearsarge y el Lago Eagle, serían un factor determinante en su obra. La poetisa, que en sus inicios dudaba si acaso podría alguna vez producir un libro de poemas, lo consigue, experimentando por vez primera la sensación de “comunidad” que jamás había sentido, contrastada con la soledad, “y muchas horas que aprovechar, que llenar”, que engendra sus poemas.
La profundidad de la obra poética en De otra manera está en la connivencia entre la soledad y la comunidad. Sumado a esto, la experiencia personal, traducida en “live metaphors”, según la misma Kenyon.
De otra manera reúne 60 poemas, que inicia con su primera antología, De habitación en habitación (1978). “Aquí” es el primer poema que salta a la vista, que canaliza el esfuerzo de la recién llegada a New Hampshire de adaptarse a una nueva vida, dedicada a escribir:
“Tú siempre has pertenecido a este lugar. / Eras uno de los suyos, firme como una roca. / Yo soy la que se preocupa / de si me adapto o no a los muebles / y al paisaje”.
Estos versos son una muestra viva del arte de Kenyon, por su presentación austera, su sencillez y la riqueza de dos o tres detalles extraídos del mundo doméstico y natural. Sobre estos primeros poemas, con un claro “sujeto” poético, Kenyon diría: “Las cosas que advertí de este lugar son todas objeto de mis poemas... Es maravilloso que vivamos aquí entre estas montañas y colinas”

Leer texto competo aquí







Notas desde el Otro Lado





Me despojé a mí misma de la desesperación
y el temor cuando vine aquí.
Ahora ya no hay mirar y encontrarse
el propio ojo en el espejo,
aquí no hay libros malos, no hay plástico,
no hay bonificaciones del seguro, y por supuesto
no hay enfermedad. El arrepentimiento
no existe, ni el crujir
de los dientes. Nadie aúlla mientas el primer
puñado de tierra golpea el ataúd.
Los pobres ya no están con nosotros.
Nuestros corazones tranquilos sólo marcan la hora,
y Dios, como prometió, resulta
ser misericordia vestido de luz.




ENRIQUE SOLINAS nació en Buenos Aires el 11 de Julio de 1969. Desde 1989 colabora con publicaciones de Argentina y del exterior, es docente y forma parte de grupos de investigación (CONICET y SIPLET) en Literatura argentina, Literatura latinoamericana y en Literatura y Mística. Publicó en poesía: Signos Oscuros (1995), El Gruñido (1997), El Lugar del Principio (1998), Jardín en Movimiento (2003), Noche de San Juan (2008), El gruñido y otros poemas (Antología poética, 2011), Corazón Sagrado (2014). En narrativa: La muerte y su conversación (cuentos, 2007). Ha traducido y versionado a numerosos autores, entre ellos a Safo de Lesbos, Horacio, Ovidio, Sharon Olds, Lucielle Clifton, Thomas Merton, Patrick Kavanagh, Roy Campbell, Edward Thomas, Rupert Brooke, R.S. Thomas, Anne Sexton, Sylvia Plath, Jane Kenyon, Crystal Williams, Henri Cole, Ruthven Todd, Li Young-Lee, Alda Merini, Henri Meschonnic, Zhao Lihong, Gu Cheng, etc.
Por su labor literaria obtuvo varios premios, entre ellos, 1er. Premio Nacional Iniciación Bienio 1992/1993, de la Secretaría de Cultura de la Nación, el 1er. Premio Dirección General de Bibliotecas Municipales de Buenos Aires 1993, Mención en los Premios Municipales de la Ciudad de Buenos Aires a la Producción 1994/1995, Subsidio Nacional de Creación de la Fundación Antorchas, Concurso 1997 de Becas y Subsidios para las Artes, el 1er. Premio Estímulo a la Creación año 2000 de la Secretaría de Cultura de la Nación, el 1er. Premio de Cuento Fantástico 2004 de la Fundación Ciudad de Arena y la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, etc. Obtuvo la Beca de Residencia Shanghái Writing Program (2014).
Su obra y forma de parte de antologías nacionales e internacionales, siendo traducido al inglés, al italiano, al griego, al portugués y al chino.
Fue invitado al II Festival Internacional de Poesía de Buenos Aires (2007), al I Festival de Poesía en el Centro Cultural de la Cooperación (Bs.As, 2009), al IX Festival Internacional de Poesía de Granada (Nicaragua, 2013) y al IV Festival Internacional de Poesía Latinoamericana de Lima (Perú, 2013) y a la XXII Maratón de la Poesía, Teatro de la Luna, Washington DC (USA, 2014).
Actualmente, su actividad incluye la narrativa, la traducción, el periodismo cultural, la crítica literaria y de artes plásticas, y la investigación.


http://elpoetaocasional.blogspot.com.ar/2015/03/enrique-solinas.html


18 mayo 2015

Rodolfo Godino

mayo 18, 2015


El mirador o una hora con Google Earth 


[a Pedro, idóneo] 



Atenta a la discusión con el sur 
la línea de casuarinas sigue entera 
moviendo en el cielo 
su apartado sonido; 
faltan las acacias 
blancas y el gran ciruelo; 
la avenida de siempreverdes toca 
con su sombra la torre del agua 
y en el borde del este 
los álamos invasores entraron 
al monte viejo. 
Hay dos zonas 
de arándanos, quizás un plan ilusorio 
de otro enojado con la muerte 
que quiere perdurar en los pequeños 
frutos azulados. 
La casa, pura artesanía 
flotando en la helada distancia, 
no cuenta su historia, sólo dura 
como un propósito quebrado, 
ajena a este ojo aéreo 
y a su poder incomprensible. 





Adopción del gato errante 


[para Kika] 





Llegó, quién sabe desde qué reino. 
Parecía comprender en tu voz 
de madre reciclada 
el tono claro 
del corazón dueño de esta casa 
y adivinar el eje mágico 
que la sostiene y asegura: 
lo dado 
retorna acrecido. 
Lo aceptamos, 
le hicimos lugar. Era blanco; 
la cabeza y la cola, negras. 





Rodolfo Godino (1936, San Francisco, Provincia de Córdoba / 2015, Buenos Aires)
De: "Vista atrás (2010/2015)", Editorial Brujas, 2015

Enlaces:

Fuente: Facebook Pablo Anadón
Imagen: www.lavoz.com.ar