Alfredo Veiravé



Aunque nos citáramos por teléfono





Me asombró esta noticia científica: frente a la inmensidad
del Cosmos, todo parece frívolo, las preocupaciones humanas
            insignificantes.
Y realmente me obligó a cerrar el libro de Sagan esta otra: si nos soltaran
al azar dentro del espacio cósmico más escéptico         
la probabilidad de que nos encontráramos
            sería inferior a una parte entre
mil millones de billones (10;33).
No obstante, mientras encendía el fuego de la chimenea,
tuve la esperanza de que girando lentamente entre las islas estelares
una vez, cada 250 millones de años, una tarde fría de otoño
con lloviznas, yo podría pasar al lado tuyo, cuando solitaria,
tomas el lento whisky de la noche oscura, a 40 millones de años luz   
    de Resistencia.





Otros poemas de Alfredo Veiravé, aquí
De: "Radar en la tormenta", Editorial Sudamericana, 1985

Imagen: Facebook de Pablo Anadón. Alfredo Veiravé, Alejandro Nicotra y Horacio Castillo



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...