Marcelo Díaz



Whiplash





La música ejerce una resistencia en la velocidad del sonido
no importa que no lo sientas por más que así lo desees.
Te diría que se trata de una barrera
ordenando los movimientos, las notas. 
Imagina que alguien te llama por tu nombre
imagina que la persona que te llama y vos
están discutiendo como si uno de ustedes
fuese un animal a punto de ser domesticado
y el otro su entrenador inmóvil
silbando en forma exagerada.
Alguien arroja un cigarrillo con la esperanza
de que se apague su débil resplandor
al tocar la tierra: ¿no ocurre lo mismo
con la fuerza interna que resuena
en tu voz esperando que se apague el mundo
en los límites del silencio?
En una oportunidad escribiste:
“ si el sonido fuese un signo
como la luz de un relámpago
o una ráfaga retornando una y otra vez
en el momento de la pérdida
entonces me quedaría a escuchar el estallido
de la oscuridad pero es un ruido
como de colmena expandiéndose
hacia el aire libre que desborda”






Otros poemas de Marcelo Díaz, aquí

Imagen: Facebook

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...