23/8/15

Los poetas y el trabajo: Ezra Pound


La isla en el lago





Oh Dios, oh Venus, oh Mercurio, patrono de los ladrones,
dadme a su tiempo -os ruego- una pequeña tabaquería
con las cajitas relucientes
                      apiladas con esmero en los estantes
y el cavendish suelto y aromático
                      y el fuerte shag,
y el rubio Virginia
                       en hebras bajo el vidrio reluciente
                       de los mostradores,
y una balanza no muy engrasada,
y las putas que entran a cambiar una o dos palabras al pasar,
a soltar un insulto, y arreglarse un poco el pelo.

Oh Dios, oh Venus, oh Mercurio, patrono de los ladrones,
prestadme una tabaquería
                       o instaladme en cualquier profesión
excepto esta maldita profesión de escritor,
                       en que uno necesita su cerebro todo el tiempo.





Otros poemas de Ezra Pound, aquí
Enlaces: Antología poéticaClásica y moderna: un acercamiento a la poética de Ezra Pound

Imagen: poesiaparalaresistencia.wordpress.com

1 comentario: