28 agosto 2015

Mario Montalbetti

Objeto y fin del poema






Es de noche y tiene que aterrizar
antes de que se acabe el combustible,
Así terminan todos sus poemas,
tratando de expresar con un lenguaje
público un sentimiento privado.

Su ambición es el lenguaje del piloto
hablándole a los pasajeros
en medio de una situación desesperada:
parte engaño, parte esperanza, parte verdad.

Todos los poemas terminan igual.
Hechos pedazos contra un cerro oscuro
que no estaba en las cartas.

Luego hallan los restos: el fuselaje,
la cola como siempre, intacta,
el olor a cosa quemada consumida por el fuego.

Pero ninguna palabra sobrevive.




Mario Montalbetti (1953, Lima, Perú)

Imagen: buensalvaje.com


3 comentarios:

  1. No me gustan los poemas que tratan sobre poemas, o sobre poesía en general. La poesía no está hecha, en mi opinión, para hablar de sí misma. Me parece una especie de tautología.

    ResponderEliminar
  2. Hola Sandra, comparto tu antipatía, pero aquí me pareció ocurrente el discurso de la poesía sobre la poesía. Gracias por visitar EPO

    ResponderEliminar
  3. Parece enojado con el lenguaje este hombre. La tontería de los poetas es que intentan sobrevivir más allá de las palabras.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...