21 octubre 2015

Judith Filc




Afuera  
  


  
La roja trepa en el  
aire  
gira y   
vuelve a  
caer   
  
con   
júbilo  
  
ahora es la   
verde la que  
  
asciende   
  
la amarilla   
  
El trapo se  
mueve   
rápido sobre el  
parabrisas sin dar   
tiempo al   
esperado  
  
no  
  
Un pedazo de   
hierro oxidado   
escarba la  
tierra   
  
reseca y  
dura y   
revela  
  
triunfante   
una   
culebra  
  
Saltamos la  
verja nos   
quedamos con la boca  
abierta  
   
Tanto   
campo   
  
Ahí al fondo,   
señalás  
  
Trepamos las   
piedras   
entramos  
  
nos tiramos   
sobre la  
paja  
  
No veo la  
luna entre  
las  
barras   
oxidadas  
  
  
  
  
  
Potter's Field  
  
  
  
  
  
El cuerpo  
choca  
contra el  
asiento  
  
La mano se  
agita   
vana   
junto a la  
argolla  
  
                       Estaba inconsciente cuando  
         los paramédicos lo sacaron del subte.  
                 Murió unas horas después en el  
         hospital de Brooklyn de un páncreas   
        inflamado y un corazón débil.  
                    No tenía documentos.  
  
  
Yo solo  
veo  
los cordones  
color verde  
neón  
  
las zapatillas  
azules  
  
Como las de  
mi marido  
pienso  
  
"Solo familiares"  
me dicen  
  
Perdida en el  
pasillo   
  
solo veo  
  
cordones  
color   
verde  
neón  
  
  
  
  
  
Vida en la tierra  
  
  
  
  
  
Tendida en  
la  
arena  
  
la boca   
abierta al  
sonido del  
  
infinito  
  
me adentro   
en el  
  
laberinto  
  
mi cuerpo se  
acomoda a las  
volutas  
  
palpa la fría   
lisura del  
nácar  
  
Ovillada en   
lo más  
hondo  
  
siento el   
golpe de la  
arena   
arrastrada en el   
viento  
  
Ovillada en lo más  
hondo  
capa   
tras  
capa  
  
Desplazada por el  
hielo en  
movimiento  
  
en lo   
hondo de  
paredes  
nacaradas donde   
se cierra  
el último  
recodo  
  
aún vivo  
  
dormida   
en mi  
forma  
  
  
  
  
  
Vals  
  
  
  
  
  
Altas ventanas reciben el   
sol de la   
mañana que   
proyecta  
  
sombras   
  
en las paredes  
descascaradas  
  
Al otro lado de la   
sala   
las escaleras dan a un  
corredor   
bordeado de   
puertas  
  
Las valijas están en el   
último  
cuarto  
  
amontonadas en   
desorden  
  
gastadas  
  
No es la primera   
vez  
Siempre elegís la   
misma  
  
El cuero   
suave   
resiste  
ileso  
  
Tus dedos   
rozan   
apenas las   
hebillas  
  
Sabés qué vas a   
encontrar:  
  
el costurero  
  
el camisón   
(tus dedos   
acarician la  
seda)  
  
el frasco de   
perfume  
  
las flores de   
tela que ocultan la  
pistola de   
juguete  
El dedo en el   
gatillo  
contra tu   
sien  
  
Los discos de   
pasta  
  
El diario: "Italia se rinde"  
  
La caja de   
agujas (la botellita   
todavía casi   
llena)  
  
Música   
invade el   
cuarto   
  
Ella baila en su   
camisón de  
seda con los ojos  
cerrados   
  
Ponés la   
mano en su  
cintura y   
girás con el   
sol en los  
ojos  
  
  
  

De: "Vida en la tierra", Bernacle, 2015  
  
Judith Filc (1962, Buenos Aires, Argentina) 
Es médica y doctora en literatura comparada y teoría literaria. En 2002 viajó a Nueva York para hacer investigación en el Institute on Culture and Society de la Universidad de Columbia. Por esas vueltas de la vida, terminó instalándose en el valle del río Hudson, donde vive con su marido y su hijo.   
Es traductora y editora. Vida en la tierra es su cuarto poemario. Anteriormente publicó Transducciones (1985), El otro lado (1998) y Resquicios (2010).   
Administra el blog World Creation/Crear con palabras donde publica sus traducciones al inglés de poesía hispanoamericana. Actualmente está trabajando en un libro sobre lengua y extranjería. 
  
Envio de Alberto Cisnero 

Enlaces:
  



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...