30 marzo 2016

Mori Ponsowy


A orillas del Caístro





Un hombre está sentado junto al río, y espera.
Cuántos hombres antes esperaron frente al mismo río,
junto a esas aguas, que son y no son las mismas
El hombre, también, es y no es el mismo.
El río pasa sin prisa junto al hombre, y calla.
Cuántas de sus gotas navegaron otros ríos.
Cuántos de sus átomos nacieron en el corazón de otras estrellas.
Electrones y protones diminutos que surcaron soles y galaxias,
y recalaron un instante en esta orilla, para seguir cruzando
caudales sin descanso, acequias, vertientes, nubes
y, de ahí, de nuevo, a otra ciudad, otro país,
otro planeta, y otro tiempo.
Todo fluye, todo pasa, nadie se baña dos veces en el mismo río.
Y, sin embargo, ahora, en este preciso instante un hombre
está sentado junto al río. Es un hecho. Y el hombre espera.
¿Piensa en el río? ¿Piensa en el viaje del agua
desde el principio sin principio de los tiempos?
También él viene de otro lugar
y de otras gentes que, como el río, tienen su historia.
Tampoco él se detendrá aquí. El río es un paso, solamente,
La vida, un paréntesis entre orillas.





Mori Ponsowy (1967, Buenos Aires, Argentina)
De: "Cuánto tiempo un día", Brujas, Córdoba, 2015.
Fuente: De lo que no aparece en las encuestas

Imagen: Facebook

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...