Gottfried Benn



Nachtcafé





824: Der Frauen Liebe und Leben.
Das Cello trinkt rasch mal. Die Flöte
rülpst tief drei Takte lang: das schöne Abendbrot.
Die Trommel liest den Kriminalroman zu Ende.

Grüne Zähne, Pickel im Gesicht 
winkt einer Lidrandentzündung.

Fett im Haar
spricht zu offenem Mund mit Rachenmandel
Glaube Liebe Hoffnung um den Hals.

Junger Kropf ist Sattelnase gut. 
Er bezahlt für sie derei Bierre.

Bartflechte kauft Nelken, 
Doppelkinn zu erweichen.

B-molI: die 35. Sonate.
Zwei Augen brüllen auf:
Spritzt nicht das Blut von Chopin in den Saal,
damit das Pack drauf rumlatscht!
Schluß! He, Gigi! -

Die Tür fließt hin: Ein Weib. 
Wüste ausgedörrt. Kanaanitisch braun. 
Keusch. Höhlenreich. Ein Duft kommt mit.
Kaum Duft.
Es ist nur eine süße Vorwölbung der Luft 
gegen mein Gehirn.

Eine Fettleibigkeit trippelt hinterher.





Gottfried Benn (1886, Puttlitz / 1956, Berlín, Alemania 

Enlaces: 





Dos traducciones



Café nocturno





824: Vida y pasión de las mujeres
El cello se toma un trago rápido. La flauta
eructa profundo en tres compases: Su sabrosa cena.
El tambor termina de leer una novela policial.

Dienteverdoso con espinillas en la cara 
le hace ojitos a conjuntivitis.

Cabello Grasiento  
habla a boca abierta con amígdalas inflamadas.
Fe, esperanza y caridad penden de su cuello.

Incipiente bocio es dulce con nariz montada. 
Él le invita tres cervezas.

Irritación de afeitada compra claveles 
para enternecer a papada.

Bemol-menor: la Sonata N° 35.
Dos ojos rugen con escándalo
¡No derrames la sangre de Chopin en esta pocilga,
estos buenos para nada, no la merecen!
¡Eh, Gigi! ¡Basta! -

La puerta se desborda: Una mujer. 
Desierto calcinado. Marrón canaanita. 
Virgen, llena de cavidades. Ella trae consigo un aroma.
Imperceptible aroma.
Sólo es un dulce entumecimiento en el aire
rondando mi cerebro.

Un mórbido panzón da saltitos detrás de ella.



Traducción Daniel Rojas Pachas





Café nocturno





824: Las mujeres aman y viven.
El cello apura un trago. La flauta
eructa profundo en tres tiempos: la hermosa cena.
El tambor termina de leer una novela policial.

Dientes verdes, espinillas en el rostro
una inflamación en el párpado que indica algo.

Grasa en el cabello
habla con la boca abierta y sus amígdalas hinchadas 
fe, amor, esperanza colgados de su cuello.

Bocio juvenil le conviene a tabique nasal.
El compra tres cervezas para ella.

Sicosis compra claveles
y así ablanda a doble papada.

Bemol: la Sonata 35.
Un par de ojos aúlla:
¡No salpiquen sangre de Chopin en este recinto,
los parroquianos la pisotearán!
¡Basta! ¡ah, Gigi!

La puerta fluye torrencial: una mujer.
Desierto resquebrajado. Marrón canaanita.
Casta. Llena de cuevas. La acompaña un aroma. Apenas un aroma.
Es sólo una dulce burbuja del aire
que azota mis sentidos.

Una gorda camina con pasitos cortos tras ella. 




Traducción: Verónica Zondek

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...