11 mayo 2016

Camila Sosa Villada




Hoy que es feriado y una llovizna se desmaya
sobre las terrazas de los edificios, limpié mi casa.
Afuera una filigrana de agua se tejía con delicadeza
mientras corría los muebles y limpiaba los rincones.
Perfumé con palo santo los cuartos,
sacudí almohadones y alfombras,
limpié espejo, baño, mesa,
espanté el polvo de los libros en las bibliotecas,
escuché los discos que me regalaste
y sentí que estaba limpiando mi corazón.
Te espero.
Mi Orfeo, mi cristo de luz,
tan humilde como una canción de cuna,
tan cierto como este reclamo.
Ahora la casa está limpia y huele a olla de barro.
La noche cazadora fue rodeando de a poco
mi distraída voluntad y te pienso.
Ahora que no estás y no sé por cuánto tiempo no voy a verte,
tomo conciencia de todos los sitios que llena tu ternura.
Algo adentro se agita como una manada con hambre:
la feliz rutina interrumpida por la ausencia de tus besos.





Camila Sosa Villada (1982, La Falda, Provincia de Córdoba, Argentina)
De: "La novia de Sandro", Caballo Negro, Editora, 2015

Imagen: bitacoradevuelo.com.ar

1 comentario:

  1. Sútil, grácil, leve...bello en esencia..

    CN

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...