21/7/16

Otros poemas de Jorge Spíndola



va rodando sobre el mundo





ahora manejo un peugeot 404 modelo 79
voy evadiendo el precipicio
ese pozo profundo donde algún día caeremos

cae la helada del invierno
y la noche se ha puesto blanca

unos carteles oxidados
señalan lugares inexactos
geografía fuera de su sitio

aquí no hay indicios de tu nombre

/parada kunzel 2 km./
unos surtidores de nafta abandonados
parecen cristianos a la izquierda del camino

línea sur donde todo se evapora
aquí voy una vez más con el viejo peugeot
alumbrando un pedazo de la ruta

todo ha sido tan fugaz
como esa liebre
encandilada por los focos

la luz abre dos túneles helados
en la espalda del camino

ahí va ese que soy
y todos los que fui

va rodando sobre el mundo
silencioso

a 80 km. por hora

y no hay indicios de tu nombre






atardecer en la ruta



la oscuridad ya abre su boca
lamiendo la materia del paisaje

labios oscuros besan y beben
filas de postes perdidos a lo lejos

alambrados y matas
ya son saliva de la noche
caen torres caseríos
todo límite se disuelve adentro de su boca

vagos rumores
relinchos escarchados
salen del campo como penas

luces veloces
pasan huyendo sobre la lengua de la ruta

sobre el espejo retrovisor
todavía arden unas nubes

van flotando como enaguas





sopla





suave rumor y a veces golpes
estremecidas chapas
soplan su suave llanto

aullaba mi perro en esas noches
el cerco de chapas crujía
con un hilo más agudo

arena en la boca de esas noches

latas volando por una pampa interminable
baldes de lata en semicírculos
golpeando los bordes de la casa

exhalación interminable/
oxígeno del mundo

sopla como un mar en la memoria
sopla aún el suave llanto
y las hojas de los sauces se agitan como sombras
verdes sombras de otro verde más lejano

cuándo tocaremos el fondo de tu tristeza

exhalación interminable/ oxígeno del mundo

sopla en mí tu suave llanto




De: "Perro lamiendo la luna y otrso poemas, Ediciones del Jinete Insomne Otros poemas de Jorge Spíndola, aquí

Imagen: miexpectopatronum.blospot.com

1 comentario:

  1. Con el primer poema quedé obnubilada como la liebre
    y no pude seguir leyendo...preciosa desolación para donde se mire
    (por dentro y por fuera)

    ResponderEliminar