30 de marzo de 2017

,   |  0 comentarios  |  

Ana Enriqueta Terán



Música con pie de salmo





Intempestivo alcance de la tiniebla;
fino animal que emerge de las alabanzas y los salmos.
Así la profecía, semejante al oscuro, desmesurado
porte de la extranjera y su más alta música.
Sombrío, enjoyado silencio de reina en el palco fastuoso.
Y los trémulos labios de locura
                                    como animalejos súbitos
                                                 entre máscaras y niños furtivos.
Alguien guía sus aves y pide tregua al desprecio.
Alguien pues inevitable entre el primogénito y la nodriza enlutada.
Manto y grieta vivísimos responsables del girasol cuesta abajo
de la negra nupcial cuyas tetas se coronan de avispas
y fugases siseos. Intempestivo alcance de la tiniebla,
fino animal que emerge de alabanzas y los salmos.





Ana E. Terán (1918, Valera, Venezuela)
Enlaces: http://letralia.com/ciudad/hernandez/090211.htm

Imagen: Min Cultura Trujillo

28 de marzo de 2017

25 de marzo de 2017

  |  0 comentarios  |  

50 hojas



26/03/2017


Esperando que el semáforo de peatones me permita cruzar la avenida, recreo vanamente la idea de una realidad circundante, física, compuesta de luces, de estructuras de metal, puertas de vidrio, marquesinas, autos, un ciclista. Cómo reflejar la inconsistencia del mundo alrededor, sutil y vaporoso.

,   |  

Germán Arens




En Facebook  
una chica que no conozco  
dice que en el mar hace frío.  
También que el mes de enero debería durar seis meses  
   
Carina, me cuenta que murió el hijo del rector, 
que estaba por ir a velarlo y una tormenta  
fue la excusa perfecta para no salir. 

Arturo, notifica la detención de una dirigente social.  
Agrega que no debe ser ninguna santa,  
pero que los ciudadanos, ante la situación actual,  
deberíamos  saber dividir los tantos  
y no permitir que un árbol nos tape el bosque. 

Un amigo no puede  dormir… 
Su novia no lo tiene en la cabeza. 

Un poeta me ofrece su libro: 
“Cada tribu tiene sus propios rituales para enfrentar el misterio
La nuestra, la de los poetas solitarios, no es una excepción                                                            
Cuando los poemas se guardan en un libro se vuelven definitivos
nuestro rito es compartirlos                                              
No hacerlo puede provocar la furia de las musas y  
condenarnos al eterno silencio”.  



24 de marzo de 2017

  |  0 comentarios  |  

Próximamente en este blog

Gracias, Barnacle, editorial independiente: http://www.barnacle.com.ar/home

















¡Oh, qué lugar más bello! / Germán Arens 

ISBN-978-987-4044-07-5

Germán Arens logra reencauzar a sus elementos más atómicos e ínfimos —es decir al individuo y sus vivencias—  un acontecimiento, despertar una sensación indeterminada sobre algo diferente, impreciso e inalcanzable (Los misterios no son más que la ausencia de datos) donde el menor mo-vimiento y la mirada se hunden más allá de las cosas conocidas y amables. Una poética.

18 de marzo de 2017

,   |  0 comentarios  |  

Nicolás Guillén



Las águilas





En esta parte están las águilas.
La caudal.
La imperial.
El águila en su nopal.
La bicéfala (fenómeno)
en una jaula personal.
Las condecoratrices
Arrancadas del pecho de los condenados
en los fusilamientos.
La pecuniaria, doble, de oro $20 (veinte dólares).
Las heráldicas.
La prusiana, de negro siempre como una viuda fiel.
La que voló sesenta años sobre el Maine, en La Habana.
La yanqui, traída de Viet Nam.
Las napoleónicas y las romanas.
La celestial,
en cuyo pecho resplandece Altair.
En fin,
El águila
de la leche condensada marca “El Águila.”
(Un ejemplar
realmente original.)





Madrigal





Tu vientre sabe más que tu cabeza
y tanto como tus muslos.
Esa
es la fuerte gracia negra
de tu cuerpo desnudo.
Signo de selva el tuyo,
Con tus collares rojos,
tus brazaletes de oro curvo,
y ese caimán oscuro
nadando en el Zambese de tus ojos.





Nicolás Guillén (1902, Camagüey / 1989, La Habana, Cuba)
Enlaces: http://www.cervantesvirtual.com/portales/nicolas_guillen/

Imagen: cadenaagramonte.cu

16 de marzo de 2017

  |  0 comentarios  |  

Charles Bukowski



pisando madera





hay 4 ó 5 tipos en el
bar del hipódromo.   

hay un espejo detrás del
bar.

los reflejos no
son  buenos.

de ninguno de los 4 ó 5 tipos
de la  barra.

hay muchas botellas.

pedimos diferentes tragos.

hay un espejo detrás
del  bar.

los reflejos no son
buenos.

"no se requieren sesos para ganar
en los caballos, sólo se requiere dinero
y estómagoʺ.

nuestros reflejos no son
buenos.

las nubes afuera.
el sol afuera.
los caballos calentando afuera. 

permanecemos en el  bar.

ʺhe apostado a las carreras por  40 años
 y sigo sin
 ganarʺ.

ʺpodría apostarle a los caballos por otros
40 años y seguiría sin  ganarʺ.

al barman no le  gustamos,
el timbre de los 5 minutos
suena.

acabamos nuestras bebidas y
nos dirigimos a hacer nuestras
apuestas. 

nuestros reflejos lucen mejor
mientras caminamos:
no se ven nuestros
rostros.

4 ó 5 tipos salen del bar del
hipódromo.

qué mierda. nadie
gana. pregúntale al
César. 




Otros poemas de Charles Bukowski, aquí

Imagen: solobukowski.blogspot.com