mayo 30, 2017

,   |  0 comentarios  |  

Musée des beaux-arts de Montréal


un caballo de tres patas y el carretero
a punto
de levantar vuelo en un afiche

Una aldea rusa y Buenos Aires

intercambian posiciones en circuitos interiores.

Momentáneamente afuera

entre las farolas de la Recova y yo
falsificamos la esperanza
del día
que arribará mi país.
Proveniente de otro asunto,
la resaca del río
se balancea al borde del murallón.



© Pedro Donangelo

mayo 26, 2017

mayo 25, 2017

mayo 18, 2017

  |  0 comentarios  |  

Señalador

Mary Ruefle / Jámpster




Te despiertas. Al parecer saliste
a buscar más palomitas durante la noche.
No te debes haber perdido de mucho,
pero sólo para asegurarte te apoyas
en la persona de al lado y susurras
¿qué pasó? Ella te dice
que un caballo recién se ha caído
de la punta de la catedral...






Imagen: www.coldfrontmag.com

mayo 14, 2017

,   |  1 comentario  |  

Anne Carson

El Beckett de ella        




Visitar a mi madre es como actuar en una obra de Beckett.
                                          Tienes la sensación de atravesar la corteza,
                 la densa oscuridad oh no del pequeño cuarto
                 con paredes tan estrechas y predecibles.
Un tintineo y el súbito esfumarse de juguetes que pertenecen a la memoria
                  y sin querer reaparecen perdidos y asfixiados
                                                                             en la página del dolor.
                                                             Muy mal
responde cuando pregunto,
a pesar del (¿era abril?) brillo alegre que roza sus ojos,
«salimos a remar por el lago Como»
escurre apenas de sus labios.
Nuestro amor, esa chispa de fuego en la locura,
envuelve el cuarto
azotándolo todo
y se esconde otra vez.
    



Poetas norteamericanas


Her Beckett

Otros poemas de Anna Carson,  aquí
Traducción: Jeannette L. Clariond

Imagen: www.hampsonwrites.com 










Going to visit my mother is like starting in on a piece by Beckett. / You know that sense of sinking through crust, / the low black oh no of the little room / with walls too close, so knowable. / Clink and slow fade of toys that belong in memory / but wrongly appear here, vagrant and suffocated / on a page of pain. / Worse / she says when I ask, / even as (was it April?) some high humour grazes her eye— / «we went out rowing on Lake Como» / not quite reaching the lip. / Our love, that halfmad firebrand, / races once around the room / whipping everything / and hides again.

mayo 11, 2017

mayo 07, 2017

,   |  0 comentarios  |  

Eduardo Milán



El camino Ullán /


segundo camino Ullán




descarriados
fuera del carril de alquitrán del que no depende nada
salvo la vida, al costado
perdido el hilo del carrete en algún lugar sobre la carretera
¿y el carrusel dónde queda? queda en la feria, queda en el parque
de diversiones donde el niño –Alejandro- enredaba sus dedos
telaraña de nieve pegajosa una copa de algodón de azúcar la felicidad
pasan los autos que aquí se llaman carros
allá son carros los tirados por caballos que recogen basura de noche
en el cielo la Osa es el carro, la Mayor –en Uruguay, allá
recogen restos en el día, desechos que los que ahora son poemas cantan
tiempo del desecho que canta


mayo 06, 2017

,   |  0 comentarios  |  

Alberto Ciesnero


06/05/2017


17 



si dudás, que al salir, salga cortando. fue
mi alcázar de oro y gemas en todos los rincones
en los que uno está solo. ya dieron su fin
los laberintos y meandros de un viejo ría. mi alcázar
de oro y gemas, estas palabras cárdenas, a veces,
lo que perdura es lo que no se pronuncia.
y siempre hablé con intencíon. por tierra,
por mar, adonde el viento me llevó.
no presentaré mis excusas por ello. a declivio
se redujo, como si oyera golpes en la puerta,
como un sueño repetido.


19



aquí, en algún lugar de la frontera, de mi cabeza,
en un callejón oscuro o en un lugar solitario.
retrocedo en la escala de la evolución. enuncio
un hecho. sólo puedo destruirme. y tal vez no,
tal vez no me importe el daño que infligí. me volví
económico con el letrerío. adecué una falencia.
hay veces en que no disponés más que de una
oportunidad para decir algo. poso mis ojos sobre
los dibujos. no son buenos. guardan candideces.



13



basta de historias, de palabras sin nada
adentro, de presagios donde todo resulta fácil.
mi cómplice. mi infrascrito. mi divisa (contra
toda evidencia): hago el idiota del pueblo.
vivo en el presente y la honra no cuenta.
son las delicias de la especulación
teórica. pasa que cuando te morís
es por mucho tiempo



De. "Oquei, gracias", Barnacle, 2017
Otros poemas de Alberto Cisnero, aquí


mayo 03, 2017

,   |  0 comentarios  |  

Abelardo Castillo


El desterrado




Esta ciudad queda lejos de las rosas de mi padre y de la ventana que da sobre las rosas y de mi mesa junto a la ventana y de mí.

Si valiera la pena escribir en esta ciudad la historia de mi vida
hablaría primero de mi pueblo
y de las calles de mi pueblo
angostas
y cortas
y mal iluminadas.

De la iglesia
(del curita aquel que una mañana no dio misa
y de la muchacha que desapareció esa mañana)
del río
y la barranca y de las lápidas irlandesas del cementerio viejo que está sobre la barranca y del vecino loco que muere entre sus flores y de una puerta que a veces no existía.

Después, padre, hablaría de un perro que se llamaba clavel.

Todo en voz muy baja
como quien se confiesa.

Me da un miedo espantoso morirme en esta ciudad sin haber hablado nunca de estas cosas.




Abelardo Castillo (1935 / 2017, Buenos Aires, Argentina)

Imagen: www.lanacion.com
,   |  0 comentarios  |  

Edgardo Dobry



Mañana de verano, Barcelona 


(sobre un tema de J. Brodsky)


Mediados de julio: el sol se levanta con resaca
y desayuna en los tarros de mermelada
del Colmado Quílez. Los aromos, en hilera
se pasarán el día soñando el chaparrón
que apenas llegará en octubre.

El cuerpo se sacude las arrugas de las bermudas
y caen a las baldosas trescientos pasos no dados.
Podés leer en el diario que hay muertos
por golpe de calor y solamente
cuando mencionan los nombres y el barrio
se te ocurre pensar, sin gran alivio,
"no es de mí de quien hablan".
A la hora de la siesta una voz
salida de ninguna parte te pregunta:
"Del pasado, ¿te acordás?". "Me acuerdo de la pileta,
de los abrojos en las rodillas, de la pulpa venos del melón".
"¿Y la muerte?". "La muerte - digo sin pensar -
deber ser como cuando se corta la luz de golpe
pero esta ni siquiera a tientas
vas a encontrar las sillas".



//


Cuando al fin podés dormir la manzana
que enrojecía tu frutero cuelga ahora
del limonero de la vecina y además 
los números del teléfono del pasado y del presente
se funden alcanzando cifras astronómicas.
El dedo marca en los poros de la luna
y se escucha la señal de "ocupado":
uh, uh, un silbido intermitente,
inexorable como la avispa del ventilador.



Otros poemas de Edgardo Dobry, aquí
Enlaces: http://www.filidaquilone.it/num034tarquini.html

Imagen: youtube

FIN DEL EPISODIO

FIN DEL EPISODIO
Mis textos