21 de octubre de 2017

,   |  0 comentarios  |  

Claudia Prado: Lo primero es la casa y la voz de su madre ¿la voz de su madre y la luz? ¿el golpe de luz al levantar la persiana?

pájaro azul. Ariel 



Lo primero es la casa 
y la voz de su madre ¿la voz  
de su madre y la luz? ¿el golpe de luz 
al levantar la persiana?  
Nos despertaba y siempre 
decía algún verso. Él habla rápido  
y, en lo que va del por ejemplo 
al ejemplo de lo que ella  
podía decir una mañana  
espero las palabras que hicieron  
de mi amigo el que conozco, este  
que camina por una ciudad mediana  
este que incendia después la soledad 
llenando con letra manuscrita sus papeles.  
El ejemplo llega y no son versos.  
Mientras la primera luz  
entraba al cuarto 
su mamá decía: A levantarse 
que pájaro azul ya está en el mate. 
Supe después que pájaro azul  
era una yerba. Y cuando la vi 
por supuesto, me compré un paquete. 
No explica más, pero yo entiendo: 
Si la poesía 
es en parte convicción,  
por qué no serían versos  
los de la publicidad de yerba. 
A una línea la sigue otra línea, 
una vida de escribirlas, la letra  
manuscrita en el cuaderno. 


las cuentas. Emiliano 



Les hace dar tantas vueltas a la casa 
como errores en las cuentas  
hayan cometido. 
El hombre manda sin moverse 
la gordura incrustada en el asiento  
en el cuerpo un temblor 
que viene de su brazo, de la mano  
con que agita su sombrero en abanico. 
Ellos corren y la tierra  
se les pega a los mocos, en las lágrimas.  
Cansados, se quedan un ratito 
del otro lado de la casa 
ahí no puede verlos, hermanos  
compartiendo una vergüenza  
ni se miran. 
Pero el niño comerciante  
hace otras cuentas en silencio 
a cada vuelta sumas largas sin errores 
cuánto alambre, latas, chapa 
podría vender a los gitanos 
si espera a que regresen, si acumula    
todo el año. Podría incluso 
huir con la ganancia. ¿Y si no vienen? 
El hombre ahora está quieto, está dormido 
ellos siguen dando vueltas a la casa 
después se sientan a la sombra 
al otro lado.  



Otros poemas de Claudia Prado aquí

0 comentarios:

Publicar un comentario