25 mayo 2018

,   |  1 comentario  |  

Tito Manfred




Soñé que la poesía chilena actual era ese baile de máscaras en "Eyes Wide Shut", 
y yo Tom Cruise al centro del salón, 
sin máscara, sin ropa, expuesto al ridículo 
y a la humillación. Cuando desperté seguía fuera de todo, pero mi vida no corría peligro
ni había orgías ni oscuros rituales a la vista.
Nicole Kidman brillaba por su ausencia.

//


Nuevamente vengo del futuro
Es el año 2042
Soy Premio Nacional de Literatura
Un quinquenio antes
La disentería ha cobrado la vida
De los últimos Poetas Valiosos
Quienes sobrevivimos a la epidemia
Nos turnamos los premios en democracia directa
En la última asamblea resolvimos
Conceder el Bolaño a un poeta menor
Con reumatismo y problemas de esfínter
Su resentimiento ha disminuido considerablemente
Paciencia, camaradas, ya les llegará su turno
En el futuro todos seremos Premio Nacional
Sólo lávense las manos después de ir al baño


//


El amor romántico en la época de su reproductibilidad técnica


Jenny me da seguridad.
No quiero volver a vivir sin ella.
Estoy conmovido por sus palabras.
La pureza, la serenidad y la honestidad
de su discurso.

(Así mismito dijo Dirk, esposo de Jenny la muñeca. Yo no más traduje sus palabras en Google Translate y las dispuse en forma de versos. Así se escribe un poema: sin sudor.)

//

iii)


Siento un profundo resentimiento hacia los poetas que admiro. Escriben tan soberbia-mente los hijos de puta. Cuánto estilo, cuánta téc-nica. Envidio sobremanera sus poemas. No les tiembla el pulso a la hora de cortar el verso. No les tiembla la matemática al contar las sílabas. No les tiemblan las caderas cuando sacan a bailar a la chica de mis sueños. Les deseo lo peor. 
Quisiera abrir sus cráneos y hacer mías las ideas que ante-ceden a la escritura del poema. Argh, realmente los odio. Quiero hacerme amigo de cada uno de ellos.


//


My kind of woman


Anoche soñé contigo sin excentricidad alguna
Anoche soñé contigo y vestías como imagino
Que vistes y no decías nada, en tu boca
Estaba clausurado el lenguaje
Y, sin embargo, que estuvieras ahí, en mi sueño
Era suficiente información
Yo iba a escribir: Houston, we have a problem
Pero mejor borro esa parte por absurda
En 6000 años más, no se te habrá arrugado
Un solo pixel
Ey, mira tú las cosas que escribo!
No hubo mejor época
Para no sentir absolutamente nada


//


La belleza es una luz cegadora cuando un hombre o una mujer de preciosas facciones, tez blanca y ojos verdes evade el pago en una micro del Transantiago. Podrían pagar, sin embargo no lo hacen. Estúpidas criaturas rebeldes y hermosas. Aquella luz se apaga cuando quien salta el torniquete es una persona morena y poco agraciada, con la camisa mugrienta del cuello y empapada de los sobacos. Su evasión es por necesidad. Esta circunstancia anula el valor estético de su acción.


//


Difícilmente escribiré sobre la luz filtrándose entre las hojas del cerezo o de la belleza de los adolescentes que vuelven a casa luego de sus exploraciones nocturnas. No hay belleza en esas cosas, ni en el lenguaje, ni en las imágenes que median entre lo uno y lo otro. Seguro estoy equivocado. Sólo sé que no han sido mis mejores días, que ya no tendré mejores días y que odio este trabajo, y quizás sea esta aversión a mis obligaciones lo único que me va quedando. No creo en la poesía política, pero si me preguntaras qué significa para mí la escritura, te respondería: es esto que hago en lugar de aquello para lo que me pagan. 



Tito Manfred (1983, Arica, Chile)

Poemas extraídos de "Los poemas se dirigen a las redes de pesca", Barnacle, 2018


1 coment�rios:

Pedro Donangelo dijo...

" No hubo mejor época / Para no sentir absolutamente nada"... triste, pero cierto. Diego E. Suárez en Facebook

FIN DEL EPISODIO