William C. Williams



Reconocible





al salir de una enfermedad
había un cuadro
probablemente japonés
que me llenó los ojos

un cuadro tonto
pero fue todo lo que reconocí
para mí la pared vivìa en ese cuadro
al que yo me aferré como una mosca




Otros poemas de William Carlos Williams, aquí
Versión de Aurelio Asiain

0 comentarios