Miguel Ángel Petrecca



Estudios







El fruto desmenuzado de estos árboles  
va dejando en la vereda una capa gruesa 
graffitis ilegiblessuperpuestos, escudos  
de clubes de fútbol y leyendas de cumpleaños  
en la pared se han ido sumando de a poco,  
sobre la mano de pintura que cada enero 
en unas horasformatea la entera superficie.  
La cruz de la farmacia titiló un instante  
antes de prenderse y el custodio una vez más  
como la figura dentro de un reloj cucú  
salió y volvió a entrar. De punta a punta  
del dial paso agarrando pedazos de canciones 
Aunque una especie de empate hegemónico  
mantiene así por el momento en equilibrio   
las trincheras opuestas de la enfermedad  
y la salud, la bisagra nunca está en realidad  
tan lejos como uno piensaparece decir  
la chica que atraviesa ahora el espejo retrovisor  
con unas radiografías o algo así en un sobre,  
como los mensajeros que llevaban entre sus cartas,  
sin saberlouna con su propia sentencia. 






Otros poemas de Miguel Ángel Petrecca. aquí

Imagen: www.clubdetraductoresliterariosdebaires.blogspot.com.ar

0 comentarios

VIENDO EN PARTICULAR

Harry Clifton / Traduccíon de Gerardo Gambolini

Eccles Street, Bloomsday, 1982 Partida, despojada de sus fantasmas, la mitad que quedaba de Eccles Street estaba vacía, aquel día de...