Barbara Guest



Paracaídas, mi amor, podrían llevarnos más alto



Acabo de decir que no sabía
Y ahora estás tomándome
En tus brazos,
Qué amable.

Paracaídas, mi amor, podrían llevarnos más alto.
No obstante alrededor de la red estoy flotando
Pálidos y rosas, pescado azules, son atrapados en ella.
Son hermosos, Pero no sirven para comer.


Paracaídas, mi amor, podrían llevarnos más alto.
Como este medio vuelo en que temblamos,
Habiendo ejercitado nuestros brazos nadando,
Ahora la suspensión, dices,
Es exquisita. No lo sé.
Hay coral bajo la superficie,
Hay arena, y unas bayas crecen como granadas.
Esta red amplia, estoy manteniéndome a flote
Cerca de ella, se elevan burbujas y sal
Secándose en mis pestañas, no obstante no estoy más cerca
Del Aire que del agua.
Estoy más cerca de ti
Que la tierra y estoy en un océano más extraño
De lo que hubiese deseado.





Fuente: http://epc.buffalo.edu/presses/SN/SNI4.pdf
Traducción: Arcadio Leos
Enlaces: http://indolenciasdejavier.blogspot.com.ar/search?q=Barbara+Guest



Barbara Guest nació en Wilmington, Carolina del Norte, en 1920. Estudió Filología Inglesa en las universidades de Los Ángeles y Berkeley. Autora de la novela experimental Seeking air, obras de teatro y de una biografía de la poetisa Hilda Doolittle, es sobre todo conocida por su poesía inspirada en los expresionistas abstractos. Falleció el día 15 de febrero.
Barbara Guest, una poetisa modernista inspirada por los artistas del expresionismo abstracto Jackson Pollock y Willem de Kooning, y que fue la única mujer incluida en la escuela poética de Nueva York surgida a finales de los años cincuenta, falleció el 15 de febrero, en Berkeley, a los 85 años.
Autora de más de veinte libros de poesía, obras de teatro, ficción y biografías, Guest escribía en versos sin rima. Los críticos observaron que en su obra mantenía una tensión entre el sonido lírico o musical y las imágenes materiales. Para crear un efecto visual en concreto y poner énfasis en ciertas palabras de sus versos, Guest hacía un uso liberal del espacio en blanco de la página. Un verso podía estar compuesto por una sola palabra, y el siguiente por cinco o seis. Al igual que otros miembros de la escuela de Nueva York, que incluía a John Ashbery, Frank O'Hara, Kenneth Koch y James Schuyler, Guest aunó poesía y arte en su obra.
Su primer libro de versos, The location of things (1960), se publicó en la editorial de Tibor de Nagy, una destacada galería de arte de Nueva York. Otros libros de poesía son The countess from Minneapolis (1976) y The tuerler losses (1980).
Escribió tanto acerca de la naturaleza como sobre la vida en la ciudad, y dijo en una ocasión que sus poemas trataban más sobre el lenguaje que sobre las ideas. "En breves estrofas y versos sueltos que se salen de la página, Guest escribe como si registrara el más alto nivel de impresiones que tienen sus raíces en historias insondables", escribía un crítico de Publisher's Weekly. "Los lenguajes del mito y el cuento de hadas se mezclan libremente con la abstracción".
Guest era una poetisa reconocida cuando escribió Seeking air (1978), una novela experimental que se describe como una serie de poemas en prosa y se compara con un diario. Seis años después, escribió una biografía de Hilda Doolittle, una poetisa estadounidense del siglo XX y una especie de musa, cuyos amigos incluían al novelista D. H. Lawrence y el poeta Ezra Pound.
El libro de Guest Herself defined: the poet H.D. and her world fue alabado por su "narrativa brillante y delicadamente modelada" en una crítica de Michiko Katutani para The New York Times. Sin embargo, otro crítico, Katha Pollitt, escribió en esa misma publicación que Guest no ofrecía "ningún enfoque propio, aparte de sinopsis de argumentos y crípticos juicios".
Su nombre de soltera era Barbara Pinson y nació en Wilmington, Carolina del Norte, en 1920. Estudió en las universidades de Los Ángeles y Berkeley, donde se licenció en Filología Inglesa en 1943. Cuando acabó sus estudios universitarios, se trasladó a Nueva York y trabajó como crítica de arte para la revista Art Newsdurante buena parte de los años cincuenta.
Después de su temprano éxito como poetisa, atravesó un periodo de relativo olvido, pero halló un nuevo público a principios de los noventa y volvió a ser una prolífica escritora. Recibió numerosos premios y distinciones, entre ellos, el premio de Literatura del Contemporary Arts Concil de 1995 y 1996 y la Medalla Robert Frost de la Asociación de Poesía de Estados Unidos a toda su carrera en 1999. Los miembros de una generación más joven -los "poetas del lenguaje", incluido Charles Bernstein- la reivindican como inspiración.-

 * Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de marzo de 2006




Fuente: http://elpais.com/diario/2006/03/22/agenda/1142982007_850215.htm. Imagen: The Nation

0 comentarios