febrero 26, 2019

  |    |  

Rodrigo Flores Sánchez



Rodrigo Flores Sánchez




Plan anual de trabajo calendarizado 2011






hay un eco

en la junta hay un eco

un eco que no proviene de quien habla

de quien coordina la reunión

diríase de la voz cantante

monologante



hay un eco

un eco periférico

accesorio

no sé si el eco viaja en el aire acondicionado

o expulsa en mí su aire enrarecido

en mis condiciones laborales

sobre la mesa de trabajo



ese eco

ese hueco

es un eco que me cava

que cava en mí

que acaba en mí

que va cavando en mí

y que me hace escucharlo

incesantemente

con impaciencia





hay un eco en la sala de juntas

es un eco que escucho

al que escucho

del que transcribo lo que dicta

al menos parcialmente

aquí

en esta hoja



un eco maquinal

una consigna

una orden de trabajo

una conjura

una esperanza de paro

un eco como pala que me pisa

que me entierra

que me sepulta en su rumor indoloro



es un eco o un semblante

es un rostro que gesticula

y me derrota con sus muecas

yo me abstraigo de la junta cuando percibo el eco

cuando lo escucho cuando lo huelo

cuando descubro al eco derrotarme

hay un hueco en el monitor

y en el monitor hay calendarios

procesos de trabajo diagramas de flujo



en mi cabeza hay un hueco

un jadeo que me cava

un ojo que me atisba

yo busco que me cave

y que me acabe

y que me ponga boca

y que me hable

y que me bale lánguido en la oreja



en la junta se habla de rutas críticas

de trabajo co la bo ra ti vo

yo me como lo que va quedando

lo que me deja el eco

de lo que hablan

las rutinas los automatismos de sus rostros

yo me colmo de aire acondicionado

de las órdenes exhibidas como propuestas

de las líneas jerárquicas yo me colmo



y sonrío

amable

deferente

respetuoso

comedido



y luego anoto que escucho un eco

y luego entonces escucho el eco

y al fin y al cabo para no mirarme

para no detenerme y descubrirme

invento voces

percibo ecos

me incitaré al pavor










0 comentarios:

Publicar un comentario