abril 15, 2019

,   |  0 comentarios  |  

Attila József

Attila József

Por ti estoy enojado, no contra ti



Cuando el sol se levanta
y el rocío se inclina desde los cabellos de los que nunca sienten
ira,
que mi ira no te moleste nunca, querida.
Pienso a menudo en las plazas grandes, veloces,
donde acaso no me caeré.
Y los talladores de mástiles vendrán con los mástiles en filas cerradas,
y los seis millones de férreos obreros,
vencedores, lanzarán al cielo el martilleo de corazón tintineante.
Bajo la tempestad celestial de las herramientas,
que pueda yo tener tus besos, querida.
No te das cuenta de que me empino
cuando hablo del futuro.
Si quieres, sólo volveré a ti después de la victoria
que canta la gloria de la ciudades,

o cuando los panaderos unen sus buenas paletas
que lanzan el pan
y en ellas me colocan, con la cabeza baja, cubierta de harina,
y me llevan lentamente hasta tu cama.
Por ti estoy enojado, no contra ti.
Mira, apriétame esta mano que te levanta a lo alto
en mis sueños.
Que mi ira te fortalezca, y que no te moleste,
querida.



Attila Józseff (1905, Budapest, 1937, Balatonszárszó, Hungría)
Imagen: Magyarvagyok.info

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Blogger Siguenos en Pinterest

0 Comentarios:

FIN DEL EPISODIO: MIS TEXTOS